DOLOR ANTERIOR DE RODILLA EN ATLETAS ADOLESCENTES Osgood -Schlatter

Desde hace tiempo veo entrenar y jugar a adolescentes o preadolescentes de competiciones de cierto nivel tanto de fútbol como de basket con una banda en la región del tendón rotuliano o zona anterior de la rodilla por debajo de la rótula.

Algunos de ellos recurren a nosotros para el tratamiento de su dolor anterior de rodilla, otros simplemente continúan con la actividad y siguen jugando con molestias y la ayuda de la banda, a mi entender de manera equivocada.

Esta edad es muy corta para la parición de una tendinopatía y para el uso de ortesis. Algo no va bien, si para competir a esas edades necesitas de ayudas externas. Y por supuesto no es un problema exclusivo de crecimiento. Otros compañeros también crecen y no les pasa.

La rodilla soporta la carga tanto estática como dinámica. Esta compuesta por la unión de dos huesos: el fémur y la tibia. Además tenemos un hueso que es la rótula que permite aumentar la potencia y la eficacia del cuádriceps.

A veces, en esta articulación, ocurre que existe una inflamación por fricción excesiva repetida del cuádriceps en el cartílago epifisario del tubérculo tibial y exceso de tensión. Esa es la causa del dolor anterior de la rodilla del atleta deportista, es la enfermedad de Osgood-Schlatter (OSD).

Esta enfermedad ocurre durante el crecimiento del niño, más precisamente en la etapa epifisaria entre los 11 y los 18 años, es la osteocondrosis más frecuente del atleta joven. Más frecuente en niños que en niñas. Durante esta etapa el centro de osificación secundario es incapaz de soportar la tensión repetida creada por el cuádriceps y el tendón rotuliano.

nejmicm1711831_f1

Aparece sobretodo en los atletas adolescentes que practican deportes que involucran saltar, ponerse en cuclillas, chutar y correr como el baloncesto y el fútbol.

Diferentes estudios han demostrado que las causas de la enfermedad de Osgood-Schlatter incluyen:

-Existencia de trauma previo o de repetición así como alteraciones locales del tejido conjuntivo (5)

-Sobrecarga mecánica por los músculos extensores de la rodilla, lo que puede resultar en apofisitis por posicionamiento de la rótula alta y exceso de la tracción anterior sobre la tibia (6)

-Existencia de un tirón excéntrico del músculo y exceso de tensión muscular (7).

-Reducción de la anchura del ángulo rotuliano (8).

En los jugadores de baloncesto la rodilla más afectada es la del lado de apoyo en el salto.


Una de las consecuencias de la enfermedad de Osgood-Schlatter es que el ángulo de torsion condilomaleolar y tibial están más bajo de lo normal. Después de un estudio han demostrado que estos ángulos aumentan cuando tratamos esta enfermedad (1).

En los jugadores de fútbol, la pierna de apoyo generalmente es la que presenta los síntomas de la enfermedad de Osgood-Schlatter. Durante el chut, el centro de gravedad se desplaza hacia atrás, lo que aumenta el momento de extensión de la rodilla de la pierna de apoyo. Este desplazamiento del centro de gravedad y el aumento del momento de extensión de la pierna de apoyo pueden contribuir a la aparición de la OSD (2).

Según Eckhoff y Johnson (9), existe una estrecha relación entre la OSD y el aumento de la torsión tibial externa.

La tensión total en la rodilla sintomática debe exceder la tensión en el lado contralateral. Por lo tanto, aunque la rotación tibial externa es la misma en ambas rodillas, la tensión de cizallamiento es mayor en el lado afectado y juega un papel significativo en la aparición del OSD.

Además durante la OSD se ha demostrado que la rótula sube entorno dos centímetros más en el lado afectado que en el lado normal. A algunos niños les queda un bulto permanente pero indoloro debajo de la rodilla tras la OSD, en otras ocasiones ese crecimiento óseo es doloroso y debe ser tratado con cirugía.

Algunos estudios clasifican la OSD en 4 etapas: la etapa cartilaginosa (edades 0-11 años), la etapa apofisaria (edades 11-14 años), la etapa epifisaria (edades 14-18 años), y la etapa ósea (edades >18 años).

En base a lo comentado nuestro tratamiento debe ir orientado a corregir la tensión excesiva del cuádriceps, mediante la corrección pélvica sobretodo del lado de apoyo o salto, y la alineación correcta de los miembros inferiores. Corregir el exceso de torsión tibial externa, que conlleva una mayor tensión de cizallamiento en la inserción anterior del cuádriceps. Y por supuesto corregir el ascenso de la rótula. Debemos revisar la charnela toracolumbar y los niveles metaméricos de inervación del cuádriceps y del rotuliano L1-L4 y realizar técnicas neuromoduladoras sobre el nervio femoral y el safeno. Así como sobre la propia zona epifisaria tibial en caso necesario.

Como siempre, un placer compartir.

Referencias:

  1. Gigante A, Bevilacqua C, Bonetti M, Greco F. Increased external tibial torsion in Osgood-Schlatter disease. Acta Orthop Scand [Internet]. Taylor & Francis; 2003 Jan 8 [citado 1 Diciembre 2018];74(4):431–6. Disponible en:https://www.tandfonline.com/ doi/pdf/10.1080/00016470310017749?needAccess=true
  2. Watanabe H, Fujii M, Yoshimoto M, Abe H, Toda N, Higashiyama R, et al. Pathogenic Factors Associated With Osgood-Schlatter Disease in Adolescent Male Soccer Players: A Prospective Cohort Study. Orthop J Sport Med [Internet]. 2018 Aug [citado 1 Diciembre 2018];6(8):2325967118792192. Disponible en: https:// http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6113738/
  3. Von Gumppenberg RPJS, Engelhardt P. DOES OSGOOD-SCHLATTER DISEASE INFLUENCE THE POSITION OF THE PATELLA?[Internet]. 1981 [citado 1 Diciembre 2018]. Disponible en: https://online.boneandjoint.org.uk/doi/pdf/10.1302/0301-620X. 63B4.7298689
  4. Ogden JA, Southwick WO. Osgood-Schlatter’s disease and tibial tuberosity development. Clin Orthop Relat Res. 1976 May; (116): 180–9. PMID: 1277640
  5. Ehrenborg G, Engfeldt B. Histologic changes in the Osgood- Schlatter lesion. Acta Chir Scand 1961; 121: 328-36.
  6. Jakob R P, von Gumppenberg S, Engelhardt P. Does Osgood-Schlatter disease influence the position of the patella? J Bone Joint Sur (Br) 1981; 63 (4): 579-82.
  7. Ikeda H, Yamauchi Y, Sakuraba K, Kim S. Etiologic factor of Osgood-Schlatter disease in young sports players. In: Pro- ceedings of the 20th Congress of the SICOT, Amsterdam, The Netherlands, 1996: 663 (P2.460).
  8. Sen R K, Sharma L R, Thakur S R, Lakhanpal V P. Patellar angle in Osgood-Schlatter disease. Acta Orthop Scand 1989; 60 (1): 26-7.
  9. Eckhoff D G, Johnson K K. Three-dimensional computed tomography reconstruction of tibial torsion. Clin Orthop 1994; 302: 42-6.

Acerca de Dr. Paco BAUTISTA Pt, DO, PhD

Fisioterapeuta y osteópata DO. Doctor por la Universidad de Cádiz. Prof. Escuela de Osteopatía de Madrid. Prof. Universidad Europea Valencia. Me dedico al ejercicio libre de la profesión desde hace años, con un objetivo, mejorar la calidad de vida de aquellos que confían en mí. Ver todas las entradas de Dr. Paco BAUTISTA Pt, DO, PhD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: