NEUROMODULACION Y MANIPULACIÓN ESPINAL DORSAL

Los efectos neurofisiológicos de la terapia manual y la osteopatía tras la intervención sobre el raquis dorsal son múltiples, siendo los más relevantes los efectos sobre el sistema nervioso, endocrino, y musculoesquelético.

Podemos distinguir tres niveles de acción de la terapia manual sobre el sistema nervioso.

Sampath et al.(1) y Plaza-Manzano et al.(2) encontraron, nivel periférico, que la manipulación espinal torácica produce una respuesta neuro-endocrina en forma de disminución de los niveles de cortisol, neurotensina, oxitocina inmediatamente después y a las dos horas tras la intervención. Estos marcadores endocrinos, fabricados por el SNC, tienen un papel neuromodulador de la sensación de dolor. Esa disminución en los niveles bioquímicos de estas sustancias determina en parte el efecto analgésico de la terapia manual espinal.

Además, Sampath et al.(1) observaron una disminución O2HB inmediatamente post- intervención lo que nos indica que hay una actividad del sistema nervioso simpático a nivel del flujo sanguíneo periférico provocando una vasoconstricción tras la manipulación espinal dorsal. Pasados 30 min tras la manipulación, se produce el efecto contrario, se crea una vasodilatación reactiva, efecto también observado en el estudio de Zegarra-Parodi et al(3)  en el que tras una movilización pasiva del raquis dorsal, se generó una vasodilatación bilateral, independiente al grado de presión realizado durante la movilización.

Estos estudios sugieren que principalmente los efectos analgésicos de la terapia manual espinal sobre el dolor están mediados por el sistema nervioso autónomo y neuroendocrino, por la bioquímica y los efectos neuromoduladores de la misma tanto a nivel segmentario como suprasegmentario.

Randoll et al.(4)  demostraron que post-manipulación torácica se produce una disminución de la suma temporal del dolor de espalda. Observaron un efecto hipoalgésico en el grupo intervención, que no se produjo en el grupo control. Esto sugiere que la manipulación espinal tiene un efecto más específico sobre la suma temporal del dolor, antes de tener un efecto sobre la transmisión de la información nociceptiva al cerebro. Este efecto de hipoalgesia se produce por una inhibición de la actividad de las neuronas que transmiten la sensación dolorosa en el asta posterior y en el ganglio raquídeo dorsal.

dorsal

Un efecto observado muchas veces en clínica es la mejora de la elevación de la pierna recta (SLR) tras manipulación torácica, relacionado con la mejoría de la neurodinámica del neuroeje y los cambios tensionales sobre el sistema nervioso. Este es otro efecto que podría contribuir a los procesos analgésicos y neuromoduladores de la manipulación espinal.

Este hecho observado continuamente en la clínica diaria, fue corroborado por Sueki et al.5 observaron que una manipulación torácica provoca cambios en la prueba de SLR pasivo, aumentando el ROM tras la intervención. Este aumento de ROM del SLR pasivo lo atribuyeron a cambios en la movilidad del raquis torácico lo cual a su vez conllevaría una mejoría de la neurodinámica del sistema neuro-fascial, por la conexión entre el sistema nervioso central, el sistema nervioso periférico y el sistema miofascial.

La manipulación espinal también actúa a nivel del SNC o suprasegmentario, Spark et al.(6)  y Elliott et al.(7) investigaron la actividad cerebral con fMRI en respuesta a un estimulo nocivo provocado, postmanipulación espinal en un grupo intervención en comparación con grupo placebo.

Sabemos que el córtex somato sensorial (S1 y S2), el córtex insular, el córtex singular anterior, las áreas premotora y suplementaria, la amígdala, el tálamo, y las estructuras subcorticales están relacionados con la percepción del dolor. Los estudios de Spark y Elliott, demostraron que la activación de estas áreas después de la terapia manual espinal disminuye respecto, a la respuesta al estimulo nocivo pre-intervención coexistiendo también un disminución del flujo cerebral.

La disminución específica del dolor está relacionada con la disminución de la actividad del córtex insular. El córtex insular forma parte del sistema límbico, que tiene como papel detectar los cambios en la información sensorial, la memoria, la percepción del dolor, y en la transmisión selectiva de esa información nociceptiva a otras áreas cerebrales en relación con la percepción del dolor.

La disminución de la actividad de esas áreas implicadas en el mecanismo de dolor puede ser una de las causas de los cambios de los marcadores bioquímicos que influyen en la disminución del dolor tras manipulación espinal observados por Sampath y Plaza-Manzano.

La mayoría de esos neurotransmisores son secretados por el córtex insular el cual se encarga también de la suprarregulación de la actividad simpática.

Por tanto parece ser que existe un efecto neuromodulador del sistema de dolor tras manipulación espinal regulado por mecanismos segmentarios y suprasegmentarios cuyos principales cambios están mediados por neurotransmisores.

Como siempre un placer compartir.

Este artículo ha sido elaborado con la colaboración del fisioterapeuta Damien Bret. Muchas gracias por la colaboración.

REFERENCIAS:

1.Sampath KK, Botnmark E, Mani R, et al. Neuroendocrine Response Following a Thoracic Spinal Manipulation in Healthy Men. J Orthop Sport Phys Ther. 2017;47(9):617-627. doi:10.2519/jospt.2017.7348

2.Plaza-Manzano G, Molina-Ortega F, Lomas-Vega R, Martínez-Amat A, Achalandabaso A, Hita-Contreras F. Changes in Biochemical Markers of Pain Perception and Stress Response After Spinal Manipulation. J Orthop Sport Phys Ther. 2014;44(4):231-239. doi:10.2519/jospt.2014.4996

3.Zegarra-Parodi R, Pazdernik VK, Roustit M, Park PYS, Degenhardt BF. Effects of pressure applied during standardized spinal mobilizations on peripheral skin blood flow: A randomised cross-over study. Man Ther. 2016;21:220-226. doi:https://doi.org/10.1016/j.math.2015.08.008

4.Randoll C, Gagnon-Normandin V, Tessier J, et al. The mechanism of back pain relief by spinal manipulation relies on decreased temporal summation of pain. Neuroscience. 2017;349:220-228. doi:https://doi.org/10.1016/j.neuroscience.2017.03.006

5.Sueki D, Almaria S, Bender M, McConnell B. The immediate and 1-week effects of mid- thoracic thrust manipulation on lower extremity passive range of motion. Physiother Theory Pract. 2018;00(00):1-11. doi:10.1080/09593985.2018.1492056

6.Sparks CL, Liu WC, Cleland JA, et al. Functional Magnetic Resonance Imaging of Cerebral Hemodynamic Responses to Pain Following Thoracic Thrust Manipulation in Individuals With Neck Pain: A Randomized Trial. J Manip Physiol Ther. 2017;40(9):625- 634. doi:10.1016/j.jmpt.2017.07.010

7.Elliott JM, Sparks C, Zagardo M, Liu W-C, Cleland JA. Using Functional Magnetic Resonance Imaging to Determine if Cerebral Hemodynamic Responses to Pain Change Following Thoracic Spine Thrust Manipulation in Healthy Individuals. J Orthop Sport Phys Ther. 2013;43(5):340-348. doi:10.2519/jospt.2013.4631

Acerca de Dr. Paco BAUTISTA Pt, DO, PhD

Fisioterapeuta y osteópata DO. Doctor por la Universidad de Cádiz. Prof. Escuela de Osteopatía de Madrid. Prof. Universidad Europea Valencia. Me dedico al ejercicio libre de la profesión desde hace años, con un objetivo, mejorar la calidad de vida de aquellos que confían en mí. Ver todas las entradas de Dr. Paco BAUTISTA Pt, DO, PhD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: