Archivo mensual: julio 2013

EL MOVIMIENTO ES VIDA, MECANOTRANSDUCCIÓN E INTEGRINAS

Explicar en qué consiste la mecanotransducción de manera sencilla, no es tarea fácil. Por definición, es el proceso que convierte un estímulo mecánico en una señal bioquímica y permite la adaptación celular al microambiente impuesto por el entorno para seguir viviendo y cumpliendo sus funciones.

Cuando el proceso de mecanotransducción se altera es capaz de provocar enfermedades, algunas de ellas muy estudiadas, como la arteriosclerosis, la osteoporosis, inmunodeficiencias, cardiopatías, el glaucoma o el cáncer.

mecanotransduccion

El mecanismo de transducción mecánica incluye pasos que van desde la MEC (matriz extracelular) hasta la membrana  citoplásmática, el citoesqueleto y la propia membrana nuclear incluyendo gran número de proteínas distintas.

Debido a la complejidad del proceso de mecanotransducción se clasifican en tres grandes grupos las alteraciones que el mismo puede sufrir: alteraciones que corresponden al microambiente extracelular (MEC), las que afectan la estructura y organización celular (citoesqueleto y procesos de membrana) y finalmente las de señalización celular (integración/comunicación, integrinas/núcleo).

Todas ellas acaban interfiriendo a nivel intracelular sobre los procesos bioquímicos internos para bien o para mal, y pueden llegar en último término a nivel genético y epigenético, afectando de manera diferente y específica en cada proceso patológico.

Por tanto la mecanotransducción constituye un mecanismo físico de integración de la parte con el todo, ya que cada vez que movemos un músculo, movilizamos un nervio o un tejido conectivo, estimulamos la piel, un peritoneo, una sutura craneal o comprimimos un hueso, como tejidos vivos que son, reciben el estímulo y responden con una función, positiva o negativa.

Si el estímulo es excesivo o se mantiene en el tiempo, el efecto mecano-químico remodela el sistema fascial de integridad de tensión que informará del cambio mecánico y lo transformará en nuevas condiciones moleculares a nivel celular. La célula en estas condiciones trata de adaptarse a la nueva situación para salvaguardar su expresión génica, su vida y función, de manera que si el sistema fascial está libre a nivel macro y micro se producirá la adaptación correspondiente.

Sin embargo cuando el sistema esté saturado o sea incapaz de resolver o adaptar la tensión, la célula sufrirá cambios bioquímicos internos, que alterarán su función y podrá instaurarse la patología.

La importancia de los genes y procesos bioquímicos intracelulares se supedita así al movimiento y a la MEC. El movimiento es vida y allí donde hay movimiento la enfermedad no puede vivir, pero tal vez la ley de la arteria no sea tan absoluta como planteaba el viejo doctor, aún así, no podemos olvidar, que la fascia es la autopista vasculoneural hasta el órgano diana formado por células, en un sistema global de integridad de tensión.

Las moléculas de la matriz extracelular transmiten las señales mecánicas de información  desde el entorno celular hasta el núcleo a través de las integrinas, nuestras proteínas aliadas en la recuperación de pacientes.

En este sentido la #osteopatía, la terapia manual en toda su expresión, la manipulación de la fascia, la inducción miofascial y el ejercicio físico como principal terapia del movimiento, afectan realmente en los procesos de crecimiento celular, características del tejido, neoformación vascular, respuesta inmune y tantos otros procesos que son críticos tanto en la salud como en la enfermedad.

La mecanotransducción y la tensegridad fascial explican por qué los genes, las moléculas y sus interacciones no pueden considerarse de forma independiente e individual, ni aislada del resto del organismo, una vez más se integran dos conceptos importantes en relación a la enfermedad, fisiopatología y patomecánica, en feedback constante, esto lo sabemos muy bien los que damos importancia en nuestro enfoque del paciente a la #neurodinámica.

Estos procesos explican la relación global del organismo, desde lo macro hasta lo micro en una jerarquía de superorganización biológica, dirigida de mejor o peor manera por el SN, que a su vez y según los estudios más actuales de Franze K, ya desde sus inicios en lo que se refiere a la diferenciación celular neuronal en etapas embriológicas, está mediado por impulsos y fuerzas mecánicas y procesos de mecanotransducción. El movimiento es vida.

 

BIBLIOGRAFIA

1. Franze K. The mechanical control of nervous system development. Development. 2013 Aug;140(15):3069-77.

2. Kuo JC. Mechanotransduction at focal adhesions: integrating cytoskeletal

mechanics in migrating cells. J Cell Mol Med. 2013 Jun;17(6):704-12.

3. Crane JD, Ogborn DI, Cupido C, Melov S, Hubbard A, Bourgeois JM, Tarnopolsky MA. Massage therapy attenuates inflammatory signaling after exercise-induced muscle damage. Sci Transl Med. 2012 Feb 1;4(119):119ra13.

4. Zusman M. There’s something about passive movement… Med Hypotheses. 2010 Jul;75(1):106-10.

5. Yang W, Chen J, Zhou L. Effects of shear stress on intracellular calcium

change and histamine release in rat basophilic leukemia (RBL-2H3) cells. J

Environ Pathol Toxicol Oncol. 2009;28(3):223-30.

6. Wang N, Tytell JD, Ingber DE. Mechanotransduction at adistance: mechanically coupling the extracellular matrix with the nucleus. Nat Rev Mol Cell Biol 2009; 10: 75-82.

7. Jaalouk DE, Lammerding J. Mechanotransduction goneawry. Nat Rev Mol Cell Biol 2009; 10: 63-73.

8. Lee RP. The living matrix: a model for the primary respiratory mechanism.

Explore (NY). 2008 Nov-Dec;4(6):374-8.

9. Lele TP, Kumar S. Brushes, cables, and anchors: recent insights into multiscale assembly and mechanics of cellularstructural networks. Cell Biochem Biophys 2007; 47:348-60.

10. Luo BH, Carman CV, Springer TA. Structural basis of integrin regulation and signaling. Annu Rev Immunol 2007; 25: 619-47.

11. Gilmore AP. Anoikis. Cell Death Differ 2005; 12 Suppl 2: 1473-7.

6. Akiyama SK. Integrins in cell adhesion and signaling. Hum Cell 1996; 9: 181-6.

Anuncios