Archivo mensual: enero 2014

LESIONES DEPORTIVAS Y DÉFICIT DE MOVILIDAD COXOFEMORAL

La limitación de movilidad de cadera se relaciona cada vez más con la patología lumbopélvica de manera evidenciada en el mundo deportivo.

Hemos comentado en otras entradas la relación entre esta limitación, sobretodo en rotación interna y el dolor del pubis, como una de los factores asociados que predisponen a la osteopatía dinámica de pubis o a la osteítis de pubis.

Casi siempre, encontramos dicha limitación del lado de inicio de los síntomas asociados a la pubalgia deportiva, y que retiran al deportista de los terrenos de juego.

Si bien esto ya lo sabíamos,  y lo hemos comentado en otras ocasiones, menos conocida es la asociación entre dicha limitación y dolor lumbar bajo en el deporte.

El dolor lumbar bajo es común en deportes que solicitan las rotaciones de tronco como el golf o el tenis, tanto a nivel profesional como amateur.

Imagen

Pero hemos de recordar que durante el gesto deportivo los movimientos rotacionales dorsolumbares a los que se siempre se les dio una gran relevancia en la patología lumbar baja, deben acompañarse de la correcta dinámica de la coxofemoral.

El rango articular de la coxofemoral por tanto, o mejor dicho el déficit, del rango de movimiento de la cadera puede ser uno de los factores predisponentes en el padecimiento de estos deportistas, que generalmente hacen solicitaciones de cadera unidireccionales, en carga y con gestos asimétricos asociados a su actividad específica.

De manera que la coordinación neuromotora entre la cadera y la región lumbopélvica así como la libertad articular de ambas regiones durante los movimientos rotacionales de tronco son dos elementos fundamentales para prevenir las lesiones deportivas en este tipo de actividades.

En este sentido Reinhardt G, 2013 observó como un paciente jugador de golf que presentaba dolor lumbar bajo, motivo de consulta asociaba en su cuadro en la evaluación articular una limitación de la rotación interna de cadera.

 De manera que en el tratamiento de este paciente se incluyó la terapia manual con técnicas para ganar amplitud en rotación interna acompañada de ejercicios terapéuticos de estabilización lumbar. Tras el tratamiento el paciente fue capaz de volver a su actividad deportiva, el golf, y mejorar su handicap en tres golpes. Mismo deporte al mismo o mejor nivel que antes de la lesión.

Por otro lado, dichas limitaciones de cadera parecen estar relacionadas no sólo con el deporte practicado si no también con el nivel de exigencia deportiva.

Así, y si esto es cierto, se podría usar el ROM de cadera como elemento predictivo de la probabilidad de lesión lumbar baja, groin pain, pubalgia y lesiones de rodilla.

En este sentido, un estudio elaborado por Prather H et al. 2013, establece que jugadoras asintomáticas de fútbol profesional tienen una  mayor limitación del la RI de cadera del lado de golpeo y mayor limitación de la flexión de cadera de manera bilateral respecto a los grupos control formado por jugadoras de menor nivel competitivo.

Aunque son necesarios más estudios, sugerimos tener en consideración estos datos en el tratamiento de deportistas amateur  y sobretodo de élite.

Por  todo lo expuesto con antelación, no debemos dejar de evaluar y  de abordar las limitaciones de ROM articular de la coxofemoral en pacientes deportistas con las características expuestas con antelación, especialmente, si presentan lumbalgia baja o pubalgia.

Como siempre un placer compartir.

Anuncios