Archivo mensual: abril 2012

VALORACIÓN DE LA FUERZA PRENSIL POR DINAMOMETRÍA HIDRAÚLICA

La fuerza prensil, valorada por medio de la dinamometría, es utilizada para evaluar la mano y para caracterizar la fuerza muscular en general del miembro superior. En diferentes estudios también se ha utilizado la determinación de fuerza prensil para evaluar la función de la extremidad superior. La dinamometría es un índice objetivo de la integridad funcional de la mano.
A medida que la edad aumenta, la fuerza muscular decrece debido a múltiples factores, como la disminución del número y tamaño de las fibras musculares, la disminución del control motor, procesos propios de involución, entre otros.
Acerca de la linealidad con la que la fuerza disminuye con la edad, Stafilas encontró que la disminución era lineal, en cambio, Haarkönen concluyó que los valores según la edad no son lineales. Se debe tener presente que las propiedades mecánicas de los tendones no se alteran con la edad en ausencia de enfermedades sistémicas.
Se ha observado que tanto en hombres como en mujeres, la fuerza de puño comienza a disminuir lentamente en la medida en que la edad avanza, obteniéndose un peak de mayor fuerza entre los 30 y los 50 años, para algunos autores a los 35 años, para luego disminuir gradualmente.
Este comportamiento es similar entre hombres y mujeres y los factores causales de la disminución de la fuerza difieren entre ambos sexos. En los hombres esta disminución se debe a una gradual pérdida de la capacidad física y a un aumento del sedentarismo, con los subsiguientes cambios en las fibras musculares. En cambio, en las mujeres, son más determinantes los parámetros antropométricos (altura y peso), el sedentarismo y los cambios hormonales.
Es importante considerar en el estudio las variables antropométricas dado que variables como la circunferencia del antebrazo, tamaño de la mano, altura y peso han demostrado una correlación positiva con la fuerza prensil. Mientras que variables como la ocupación, índice de masa corporal o mano dominante no han mostrado un correlación positiva significativa.
Para los sujetos de 20 a 55 años, rango etario en el que se encontraría la muestra del presente estudio: La fuerza de prensión de puño varía en función del rango. Como se mencionó anteriormente, en la medida en que aumenta la edad, la fuerza muscular asciende hasta un peak para luego decrecer. Se ha descrito que las mujeres presentan valores medios más bajos que los hombres en todos los rangos etarios.
En la evaluación de la funcionalidad de la mano es imprescindible la medición objetiva de la fuerza de prensión. Esta permite obtener valores que se pueden utilizar para determinar el resultado de un manejo médico ortopédico o quirúrgico de la patología de la mano o el resultado de los tratamientos de rehabilitación.
Igualmente puede ser utilizado para valorar el resultado de tratamientos o técnicas osteopáticas o manipulativas y sus efectos en patología del cuadrante superior.
La evaluación de la fuerza de prensión se realiza comúnmente mediante la dinamometría, la cual puede medirse con un dinamómetro hidráulico o digital. El dinamómetro es un instrumento de fácil manejo y práctico que permite establecer valores con exactitud. La forma más común de evaluación es la dinamometría hidráulica, la cual se mide con el dinamómetro hidráulico (siendo el más extendido el Jamar). Este es un procedimiento fiable, fácil de realizar y reproducible.
La dinamometría mide la fuerza de los músculos en algún segmento corporal. La fuerza de un músculo es la capacidad de producir su máxima tensión, lo que guarda relación con el área de sección transversal de sus fibras y también con la excursión de ellas. La fuerza de prensión puede definirse como la capacidad cuantificable para ejercer una presión con la mano y con los dedos, y que puede ser medida en valores absolutos (libras o kilogramos) por el uso de un dinamómetro homologado, como es nuestro caso. Este instrumento mide la fuerza isométrica y presenta cinco posiciones distintas para el agarre. Su uso es apropiado, ya que es el propio sujeto el que controla su fuerza.
Técnica de medición recomendad es la que se describe a continuación, según la Asociación Americana de Terapeutas de la Mano:
-Sujeto en bipedestación y confortable.
-Hombros aducidos y sin rotaciones.
-Brazo y codo pegados al tronco.
-Codo en flexión de 90º.
-Antebrazo en posición neutra.
-Muñeca en posición neutra (en extensión entre 0-30º y con una desviación cubital 0-15º).
La manilla del dinamómetro tomada con garra cilíndrica por parte del paciente con la pantalla del indicador digital mirando hacia el evaluador en posición II.
Con respecto a la posición del dinamómetro a ocupar en las mediciones existen diversas investigaciones. Haarkönen obtuvo como resultado que la mayor fuerza se realiza en la posición III, con excepción de las mujeres mayores de 50 años. Y comprobó que el tamaño de la mano no afecta significativamente tanto en la fuerza de la mano, como en la posición del dinamómetro que se debe ocupar. La Asociación Americana de Terapeutas de la Mano recomienda la posición II para la medición de la fuerza máxima. Esta posición es el criterio recomendado para estudios donde se busca obtener datos normativos (Boadella y cols. 2005). Firrel realizó un estudio que apoya el uso de la posición II. Él estudió a 288 sujetos y encontró que el 89% de ellos realizaron mayor fuerza en posición II, y sólo el 8% en posición III. Además él no vio una relación evidente entre mayor fuerza, el peso corporal o el tamaño de la mano.
El dinamómetro debe sostenido suavemente por el evaluador. Se le explicará al paciente que debe realizar una empuñadura con la máxima fuerza posible mediante un impulso rápido pero continuado hasta alcanzar la máxima potencia. Se debe realizar una demostración previa por parte del evaluador.
Para el uso en investigación se deben realizar tras medidas sucesivas para cada mano, esperando al menos 60 segundos entre dos mediciones sucesivas para la misma mano a fin de evitar la fatiga muscular.
Como siempre un placer compartir. Saludos.
Anuncios

JORNADA-TALLER DE FISIOTERAPIA
Y OSTEOPATIA MARZO 2012

El pasado 30 y 31 de marzo se llevaron a cabo las jornadas de fisioterapia y osteopatía que todos los años vienen realizando la escuela de osteopatía de Madrid (EOM) y el Instituto de Postgrado en terapia manual (INSTEMA) en Valencia.

Las jornadas se estructuraron en una serie de talleres de fisioterapia q se llevaron a cabo los días 30 y 31 por la tarde en la sede de la EOM en Valencia capital (Pza. Salvador allende 8). Los talleres consistieron en técnicas de vanguardia en relación a nuestra profesión y de creciente interés, como son pilates y fisioterapia, kinesiotaping, tratamiento visceral, abordaje Whiplash cervical, técnicas manipulativas, endocrinología y terapia manual, posturología, y neurodinamica clínica. Impartidos todos por excelentes y reconocidos profesionales. El taller de neurodinamica clínica fue impartido personalmente por mi, con gran implicación por parte de los compañeros asistentes.

Por otro lado se realizaron una serie de ponencias de alta calidad tanto en el contenido como por los ponentes, que se llevaron a cabo el día 31 de marzo en horario de mañana en las magníficas instalaciones del hotel AQUA de la Av. de Francia, y que os paso a detallar a continuación:

9:30 h: CAMBIOS MORFOLOGICOS CRANEOFACIALES. RESULTADOS TRAS
EL TRATAMIENTO CRANEOCERVICOMANDIBULAR, D. Juan Jose Bruñó Montesa.
10:00 h: LA CONGESTIÓN ABDOMINOPÉLVICA COMO ELEMENTO GENERADOR DE
DOLOR Y DISFUNCIÓN, Dña. Laura Gomez Ortega
10:30 h: FISIOPATOLOGIA DE LAS HERNIAS DISCALES . D. Juan José Boscá Gandía
11:00 h: ESTRÉS, ALTERACIONES BIOMECÁNICAS Y SU ABORDAJE TERAPEÚTICO. D. Aitor Baño
12:00 h: SINDROME DEL LATIGAZO CERVICAL. D. Luis Palomeque del Cerro.
12:30 h: POSTUROLOGIA CLINICA , ABORDAJE MULTI DISCIPLINAR . D.Pablo Escriba Astaburuaga.
13:00 h: SALUD INTEGRAL DE LA MUJER. D.Silvia Molins Cubero
13:30 h: TRATAMIENTO MANUAL DE LA PUBALGIA. D.Francisco Bautista Aguirre

Las ponencias compartidas fueron del agrado de todos los allí asistentes. Juanjo Bruño nos habló de los cambios sufridos y evidentes craneales, craneomandibulares y faciales de los pacientes con problemas odontológicos o de ATM, pre-post tratamiento. La compañera Laura Gómez nos introdujo al maravilloso y muchas veces desconocido mundo de la patología funcional vsiceral y su abordaje manual.

Juanjo Boscà director de INSTEMA, hizo un magnífica ponencia sobre las hernias dicales, tema que lleva años trabajando tanto a nivel clínico como docente y sobre el que es reconocido experto.
Además comentó el esfuerzo que instema y la EOM está realizando por acercar al fisioterapeuta toda las técnicas más vanguradistas de tratamiento y no desfallecer en el intento en estos tiempos tan difíciles que corren. Apostando entre otras cosas, por el crecimiento nacional e internacional de la institución, para seguir compartiendo conocimiento en relación a nuestra profesión y llegar a todos, a pesar de la crisis coyuntural.

El compañero Aitor Baño, nos habló de la importancia del stress y los niveles altos de cortisol en sangre como elemento influyente de manera negativa en la patologia musculoesqulética, su relevancia en los tiempos que corren, y la minimización de sus efectos mediante la terapia manual.

Después de una pequeña pausa para reponer fuerzas, continuamos con la última tanda de comunicaciones.

El Dr. Luis Palomeque, director de la EOM y de INSTEMA, nos habló del síndrome de latigazo cervical presentandonos un estudio basado en la evidencia en relación a la terapia manual y sus efectos beneficiosos sobre el mismo. Además acompañó sus ponencia de unos videos impresionantes a cámara lenta de la patobiomecánica musculoesquelética a nivel del raquis que acontece tras la colisión por alcance posterior.

Seguidamente Silvia Molins, nos habló del tratamiento manual en el dolor lumbopélvico de origen ginecológico, integrando la importancia de la fisioterapia en la correcta salud funcional del aparato genital femenino, tanto desde el punto de vista orgánico como hormonal.

Yo tuve la oportunidad de exponer el diagnóstico y tratamiento manual de la pubalgia en el deportista basado en la evidencia más actual y en mi experiencia clínica con futbolistas y atletas. Tratando de divulgar las claves que a mi entender son básicas para un correcto abordaje y éxito terapeútico, no siempre asociado a esta patología.

Finalmente, el profesor Pablo Escribá, nos presentó a su equipo de trabajo con el que lleva compartiendo conocimiento y clínica desde hace años, y trató de exponernos su visión de abordaje multidisciplinar de la patología no sólo musculoesquelética. Nos presentó su trabajo basado en la posturología clinica y el control de los captores posturales. Algunos de los presentes disfrutamos de los prismas de Laura, y su manera de curvar el mundo. Además puso la nota de humor a las jornadas, por que la verdad es que las gafas no eran nada favorecedoras, por momentos nos convertimos en el Sr. Barragán.

Como siempre un placer compartir, y nos vemos pronto…el año que viene más y mejor.