PROPIOCEPCIÓN Y REEDUCACIÓN

El entrenamiento propioceptivo y reeducación neuromotriz han sido propuestos como sistemas preventivos de lesiones en el deporte. Para ello es necesario conocer el funcionamiento del mismo y su comportamiento y entrenamiento.
El sistema propioceptivo se encarga de recibir, procesar a través del SNC y dar respuesta a mensajes períféricos provenientes del sistema musculoesquelético. Por tanto se encarga en gran medida del control motor tanto en estática (postura), como en dinámica o movimiento. El trabajo propioceptivo se puede reeducar y trabajar sobre la percepción, control y ejecución o respuesta motriz. Los receptores porpioceptivos nos informan de como se encuentra la articulación en el espacio, son los que sin ser consciente nos indican si nuestra rodilla está estirada o flexionada. Estos mecanorreceptores se encuentran en la piel, los ligamentos, cápsulas articulares y los músculos o sistema miofascial. Las vías de transmisión de estos estímulos son desde los macanorreceptores periféricos a través de la raíz posterior hasta informar al SNC, ordenador central, que se encargara de ejecutar la respuesta más conveniente, a través de las vías motoras eferentes que saldrán por la raíz anterior. Bien sea como una respuesta cortical o motora voluntaria, o como una respuesta involuntaria o tónica postural (dinámica o estática).
PROPIOCEPCION
Los objetivos terapeúticos al reeducar la propiocepción serán: mejorar la fuerza, la movilidad, la estabilidad y prevenir las lesiones.
Para ello se pondrá en juego y tendremos que trabajar no sólo sobre los propioceptores comentados sino que también habrá que considerar otras vías de entrada de información que juegan un importante papel en la propiocepción y especialmente en la postura como son la vista, el sistema vestibular y los pies.
Para la reeducación tendremos que identificar el principal receptor implicado en la lesión del paciente, así como su vía de transmisión y funcionamiento, para una vez identificado poder trabajar sobre el solicitándolo con un objetivo terapeútico en progresión desde la facilidad a la complejidad.
La importancia del entrenamiento propioceptivo podemos resumirlas en prevención de lesiones, curación de lesiones y evitar el desgate. En relación a la fuerza, la propiocepción mejora la coordinación intermuscular (entre músculos vecinos) e intramuscular (dentro del propio musculos, de sus fibras), por tanto mejora la eficacia del músculo, y lo protege de lesión.
El entrenamiento propioceptivo mejora o aumenta la elasticidad por mecanismos reflejos a través de los órganos tendinosos de Golgi y husos neuromusculares mejorando la amplitud de movimiento articular. También mejora la coordinación motriz y la consciencia corporal.
Regulación de macanismos espacio temporales, capacidad de mantener el equilibrio, sentido del ritmo, orientación y capacidad de relajar los músculos. Predispone a la placa motora para generar una mejor respuesta ante el estímulo, como por ejemplo durante la electro estimulación.
Para la reeducación propioceptiva debemos seguir una serie de normas básicas:
-Plantearse objetivos claros y segmento corporal diana al que va a ir dirigido nuestro trabajo.
-Intentar desfocalizar la atención del paciente de su patología y su tejido lesionado.
-Conocer el mecanismo lesional, para poder entrenar mecanismos de huída o prevención de cara al futuro o posibles recaídas.
-Trabajar con una solicitación clara del musculo o segmento diana y pedir al paciente que trabaje sobre el mantenimiento posicional correcto de manera coordinada y consciente.
-Tratar de controlar los factores medioambientales o comportamentales del paciente, pues estos pueden modificar la respuesta durante la reeducación en relación al estímulo.
-El dolor cortocircuita la reeducación, hay que evitarlo en lo posible.
Aplicaremos distintas modalidades de ejecución desde: aplicación lenta, retirada lenta, aplicación rápida, retirada rápida, localización cercana o lejana, estabilización rítmica, etc. Según el paciente y la lesión. Como ya hemos comentado el tratamiento irá de fases poco exigentes a más exigentes, desde fase en descarga a fase en carga con apoyo parcial y finalmente con apoyo total. Por tanto la reeducación propioceptiva podemos resumirla en:
Mejoría del control neuromotriz, refinamiento del esquema corporal y la consciencia corporal, mejor funcionamiento y equilibrio tanto en estática como en dinámica, reconocimiento de los límites y estrategias de protección y huída, mejor integración de todos estos sistemas y por tanto optimización del a respuesta motora.
Tras una revisión de la evidencia en relación a este tema llegamos a la conclusión de que el equilibrio o programas multifacéticos de entrenamiento propioceptivo y neuromuscular podría ser eficaz en la prevención lesiones de las extremidades inferiores (especialmente las de la rodilla y la articulación del tobillo). Que existe evidencia de la efectividad del entrenamiento propioceptivo / neuromuscular en la reducción de la incidencia de ciertos tipos de lesiones deportivas entre los atletas adolescentes y adultos jóvenes durante la práctica deportiva.
Si bien se requieren más estudios de calidad. Con el fin de esclarecer que prácticas reducen el riesgo de lesiones deportivas, en el año 2007, Aaltonen S, realizó una revisión sistemática en las principales bases de datos MEDLINE, PubMed, Registro Cochrane Central de ensayos controlados, SPORTDiscus, CINAHL, y PEDro seleccionando los ensayos controlados aleatorios publicados en Inglés antes del 1 de enero de 2006. Informes completos de ensayos cuasi-aleatorizados y ensayos controlados aleatorios publicados en revistas revisadas. Este autor llegó tras su revisión a la conclusión que el uso de soportes externos, plantillas, rodilleras, tobilleras y muñequeras, así como programas de entrenamiento propioceptivo parecen ser efectivos en la prevención de lesiones deportivas. Sin embargo, el estiramiento y los programas de calentamiento así como los protectores bucales y la instrucción deportiva mediante videos no son claramente eficaces en la disminución del riesgo de lesiones deportivas.

Acerca de Dr. Paco BAUTISTA Pt, DO, PhD

Fisioterapeuta y osteópata DO. Doctor por la Universidad de Cádiz. Prof. Escuela de Osteopatía de Madrid. Prof. Universidad Europea Valencia. Me dedico al ejercicio libre de la profesión desde hace años, con un objetivo, mejorar la calidad de vida de aquellos que confían en mí. Ver todas las entradas de Dr. Paco BAUTISTA Pt, DO, PhD

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: